Ritual para la salud

Si quieres tener una salud de hierro, o mejorarla, sigue estos pasos durante 9 días
Vela blanca y rosas | SOLOTAROT.COM

Hay personas que no necesitan de refuerzos para tener un buen día, ya se levantan con una fuerza natural y un don que no permiten que las enfermedades entren en su cuerpo, estas personas se les dice que tienen una salud de hierro, a lo que ellas ni se enteran, solo los que conviven a su lado lo ven. Pero no todo el mundo es así, muchísimas necesitan de mucho animo, mucho valor y mucho apoyo para seguir viviendo ya que parece que las enfermedades se acomodan  en su cuerpo y no quieren salir. Para estas personas hay un ritual, que ayuda a su cuerpo y vida a que sea mas rica en salud, al que si se hace bien las enfermedades o parte de ellas se evapora, siempre sin dejar de tomar lo prescrito por el medico, al que seguro que cuando vuelva le quita la mitad de lo que toma. Este ritual hay que hacerlo nueve días seguidos, con nueve velas, una para cada día, un lazo rosa suave, el que cortaremos en nueve trozos de unos 20 centímetros cada uno, también y si creemos en alguna religión un santo o estampa de tu santo preferido.

Hay que preparar nueve velas, si son glimmas mejor, pues se tienen que acabar o fundir enteras y estas tienen la facilidad que son pequeñas además de ir ya metidas en un molde metálico para una pequeña seguridad, se necesita cerillas de madera para encenderlas, el lazo cortado de la misma pieza, se coloca cerca de la velo o si eres religioso se le lía al Santo por el centro de la estampa o el brazo si es una figura Santa, a estos le iremos añadiendo cada día uno sin quitar los que ya tiene puestos de los días anteriores.

  

Entre tanto se asea, se viste y se prepara para ir a caminar,  tiene que dar una vueltas a la manzana donde  vive o escoger un sitio cerca y dar el primer día una vuelta a la manzana elegida, dos el segundo día, tres el tercer día etc…, así durante  nueve días seguidos que se acabara dando nueve vueltas, esta permitido pararse, hablar con la gente que se encuentre, comprar si hay alguna tienda en el recorrido, esto si lo hace, en la ultima vuelta para no ir cargado. Cuando acabe esta novena tan original y divertida, saque los lacitos y entierralos. O si eres creyente y tienes la figura del santo, quítaselos y se llevan a una misa. Cuando esta termine los ofrece al Señor, Santo, Virgen a quien su devoción sea mayor, dejandolo en sus pies.

Este ritual se puede hacer cuantas veces quiera solo o acompañado, después de hacerlo estara mucho mejor y su vida y habrá cambiado para mejor.