Quiromancia: historia e interpretación de las líneas de la mano

Breve historia de esta ciencia oculta y consejos a seguir a la hora de realizar una lectura
Quiromancia, la lectura de las líneas de nuestra mano | SOLOTAROT.COM

Índice Ocultar

Un famoso historiador romano, llamado Plinio, escribió que Aristóteles no dudaba de la veracidad de los signos de la mano. Incluso Aristóteles explicó que algunas líneas mal trazadas indicaban una salud enfermiza y una mala disposición interior, mientras que si aparecen en el centro de la mano pronostican una vida breve

Muchos han sido los conocimientos recogidos acerca de la quiromancia -o el arte de leer las manos-a lo largo de generaciones. De esta manera, los filósofos griegos recogieron las creencias de los signos de la mano de la India, cuna de las grandes movimientos filosóficos de la antigüedad, pero la época en la que triunfan las prácticas quirománticas, imbuidas de misticismo y de esoterismo, es la Edad Media, puesto que es en esta época en la que se fermentan oscuras creencias y tenebrosos mitos.

No obstante, es a partir del s.XVII, cuando muchas de las ciencias se liberan de sus estigmas del pasado. La quiromancia, en este sentido, también podría ser entendido como una ciencia, puesto que es el resultado de observaciones y estadísticas sobre hechos controlados.

Hay que seguir una serie de breves indicaciones para una correcta interpretación quiromántica:

1. Debe establecerse un determinado orden a seguir en la lectura de la mano. Como ejemplo, se empezará observando la forma de los dedos y las uñas, posteriormente se examinará con detalle el pulgar; a continuación se buscará en la palma la línea de la cabeza y los montes con ella relacionados para establecer el tipo fundamental al que pertenece el individuo. Aparte de ello, el análisis de los demás elementos- la línea de la vida y todos los signos y líneas existentes en el monte de Venus; la línea del corazón, el plano de Marte, etc. irá ampliando el dictamen.

2.  A la hora de la interpretación, hay que relacionar cuidadosamente todas las líneas y los signos, equilibrando los diferentes significados de modo que se corrijan y se complementen mutuamente, evitando las definiciones absolutas e inapelables, que son siempre peligrosas.

3. Para definir a un individuo, debemos recurrir asimismo a la ayuda de todos los elementos accesorios, a saber: la interpretación de los signos de la cara, cualquier información sobre su temperamento psicofísico, su carácter, las influencias de los planetas, la luna y otros elementos. Estos elementos adicionales son los que nos van a aportar una definición más detallada y precisa del sujeto al que estamos analizando y nos van a completar perfectamente la interpretación quiromántica.

"Primera profecía de los Mayas" "2012 Fin del mundo según los Mayas"