Hoy día siete ¿qué predice la numerología para esta jornada?

Numerología y significado del número siete en el día a día
¿Qué nos depara este día siete según la numerología? | SOLOTAROT.COM

Hoy es día Siete en nuestro calendario, la energía que nos da este numero Siete parece mágica, todo lo que ocurre en este día parece bueno, su buena energía augura buenos resultados, es un buen día para los que decidan ser valientes y quieran resolver problemas pendientes o comunicar proyectos. Hoy pensaremos que no tenemos nada que perder, solo que ganar.

Hoy día Siete estamos dispuestos a decir al mundo aquello que queremos y consideramos que está bien, es día para comunicarles alto y claro a los que queremos que le lleguen un mensaje, lo haremos llanamente sin autoridad ni déspota ya que no es necesario. Hoy buscamos el riesgo, el Siete nos protege y nos llevará a una victoria, no es día de cansancio, hoy los mismos movimientos nos cargara las baterías.

El numero Siete en nuestras vidas nos suena a numero mágico, lo cierto es que va mas allá poniendo las cosas en orden con su poder especial, te da intuicion y el poder de acertar lo que la intuicion te dice. Por lo que hoy nos tenemos que enfrentar y poner control donde creamos que lo necesitamos. Hoy encontraremos el momento de saldar cuentas con nosotros mismos, el Siete nos da el valor y nos llenara de una gran energía física y mental.

Hoy por ser Siete, los traslados, viajes y movimientos nos abre las puertas para encontrar lo que buscamos. Ya que hoy es importante activarnos y no quedarnos quietos, nuestro cuerpo necesita sentir que estamos en forma. Hoy hay que salir de casa, ir a mas de un sitios andando o dar un largo paseo, no permitir que si no practicamos un deporte, oxidemos nuestras articulaciones.

Hoy día Siete es un buen día para hacer lo que tenemos pendiente, no dejar para otro día lo que podamos resolver hoy, ya que la energía está en el ambiente y nos dice que ahora es el momento de actuar. Hoy no pensaremos en el miedo ni en el fracaso, hoy encontraremos el momento para buscar a nuestros deudores y pedir lo que es nuestro, y es momento de experimentar esa sensación de dominar las dudas y echar valor y mostrarnos firmes ya que estamos en nuestro derecho y, de hacerlo con claridad.