La constelación de Libra: ubicación, descripción y representaciones mitológicas

Aprende todo lo que debes saber de esta bella constelación
La constelación de Libra | SOLOTAROT.COM

Libra es una constelación muy poco llamativa, no es la mas popular, pero sí está considerada una de las más importantes en el Zodiaco. Ésta consta de 35 estrellas que son mas bien apagadas desde nuestra posición al quererla observar. En la eclíptica está en el centro del camino entre la Espiga de Virgo y Antares de Escorpio. Se encuentra situada muy cerca del centro y por encima de la eclíptica encontramos a la estrella llamada Zuben Elgenubi. Más al nordeste encontramos la estrellas Zuben Eschamali, ésta mucho mas brillante que la anterior.

Libra es la séptima constelación zodiacal. Parece algo olvidada en el cielo (puede que sea por su posición) ya que se ve inmersa entre Virgo al este y Escorpión al oeste, éstos signos mas llamativos.

En la mitología griega esta constelación es la única que no simboliza a un animal. En la leyenda Libra o la balanza, representa al carruaje dorado de Plutón (el dios del inframundo). El carruaje era tirado por cuatro caballos negros y lo utilizaba para viajar al mundo superior y visitar a las ninfas. En uno de sus viajes conoció a Perséfone, hija de Démeter y Zeus, de quien se enamoró profundamente. Plutón, enamorado de ella, la subió al carruaje, la secuestró y la convirtió en reina.

Fue entonces cuando Démeter, al ver a su hija secuestrada, pidió ayuda a Teseo y a Peiriteos pidiéndoles que ayudaran a su hija a salir del inframundo. Pero éstos, en el intento, también fueron capturados por Plutón. Fue cuando Hércules quiso echar una mano y solo pudo rescatar a Teseo, quedando atrapado para siempre Peiriteos.

Démeter, al observar que había perdido a su hija y siendo ella la diosa de la agricultura, hizo que las semillas no germinaran y enfurecida castigó al inframundo con una total sequía, haciendo así escasear las provisiones. Plutón no lo pudo soportar. Así Perséfone fue compartida con el acuerdo de que cuatro meses los debía pasar con su marido Plutón en las profundidades y los ocho meses restantes del año, visitando a su familia.

Esto aún se refleja en los cuatro meses de invierno que Perséfone pasa con Plutón, pues simbolizan los meses de invierno infructíferos. Mientras que el resto del año, cuando sube Perséfone a los Campos Elíseos, hay paisajes verdes y floridos, simbolizando la llegada de la primavera y la vida.

"¿Sabrías identificar esta constelación en el cielo nocturno?" "¿Sabrías identificar esta constelación en el cielo nocturno?"